Arte en el Concejo de Onís

Hotel Imperión
y alrededores

 

Oficina turismo   Ayto   Eventos   Ruta GPS   Sube tus fotos   

Relacionado

Municipio de Onís   Parroquia de Benia de Onís   Benia de Onís   Oriente de Asturias   Comarca del Oriente de Asturias   Montaña de Asturias   El concejo   

Descripción

PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO

RELIGIOSO

Iglesia parroquial de Santa Eulalia (Benia de Onís)

Es uno de los más interesantes templos medievales del oriente de Asturias. Se asienta cerca del caserío de Benia de Onís, en la espaciosa vega que al surcar la capital del concejo forma el río Güeña, en cuya ribera izquierda se sitúa el arbolado campo de la iglesia, con acceso desde la carretera general. Es una construcción de origen medieval, fundamentalmente de estilo gótico (pese a su aspecto externo), con añadidos de reformas posteriores. Conserva una notable portada gótica, bóvedas de crucería en la cabecera y las capillas laterales, panteón de la familia Cebos en una de ellas y retablos barrocos en cabecera y capillas. La torre se añadió a finales del XIX.

Figura ya documentada en el Testamentum regis Ordoni, (testamento del rey Ordoño I), de 20 de abril del año 857, considerado como falso por la mayoría de los expertos. En la Nómina de las iglesias del obispado ovetense (1385-1389) aparece citada de nuevo.

El cuerpo de este inmueble, de respetables dimensiones y buen estado de conservación, lo forman una única nave, dividida en tres tramos, con crucero cubierto a superior altura, al que se abren dos capillas laterales añadidas a finales del s. XVI o principios del XVII, y cabecera cuadrada. La historicista torre-campanario está situada a los pies.

Un cabildo porticado en forma de «U», con cubierta a un agua y armadura de madera, recorre el edificio por los muros norte, sur y oeste, viéndose interrumpido en la portada occidental por dos estilizados arcos apuntados que enseñan sus pétreas dovelas. Su encalada arquería ojival abierta a los flancos norte y oeste se reemplaza en el sur por un murete con reja.

Pero lo más destacable de su exterior es la espléndida portada norte, de estilo gótico, que data probablemente del siglo XIV. Es una composición abocinada, enmarcada por un paramento que levemente sobresale del muro de la nave. Protegidas por un guardapolvo, las arquivoltas descansan a cada lado sobre tres columnas de fuste liso. Cierra la entrada principal del templo una estupenda puerta, de factura barroca, que muestra sus cuarterones decorados con tallas.

En el interior, se cubren con bóveda de cañón los tres tramos de la nave, delimitados por potentes pilastras adosadas a los muros, sobre cuyos capiteles reposan arcos fajones apuntados.

Las dos capillas laterales, añadidas al crucero, se abren a través de otros tantos arcos de medio punto. Al lado del evangelio está la capilla de la Asunción, fundada por Juan González de Cebos como panteón familiar. Está cubierta con bóveda de crucería de cuatro paños y se ilumina a través de un vano, junto al cual se halla el escudo de los Cebos. Alberga un retablo barroco, en cuyo relieve central se representa a la Virgen del Carmen auxiliando a las ánimas del Purgatorio. La capilla de la epístola, bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario, tiene por cubierta una bóveda de crucería cuatripartita y se ilumina mediante un óculo de gran tamaño. Acoge, asimismo, un retablo barroco (fines s. XVIII), en el que sobresalen especialmente una serie de escenas en relieve de la vida de san Antonio.

Un gran arco triunfal apuntado da paso al santuario. La cabecera, del s. XVI, se ilumina con un vano existente en su muro meridional y se cubre con bóveda de crucería, en cuya clave hay inscrita una cruz griega.

Iglesia parroquial de Nuestra Señora del Buen Suceso (Bobia de Arriba)

La parroquial de Bobia, un templo de tipo popular, se localiza a medio camino de Bobia de Arriba y Demués. Está rodeada por un pórtico y tiene puerta de medio punto y espadaña de doble arco. De nave única cubierta a dos vertientes, conserva una cabecera de interés (contrafuertes, ventanas adintelada y abocinada), que quizá sea del s. XVIII; se cubre con bóveda de cañón y tiene adosada una sacristía. El arco triunfal, de medio punto, descansa sobre impostas.

Iglesia de San Antonio (La Robellada)

Parroquial de estilo rural, situada entre el caserío de la parte alta y rodeada por una placita. Fue reconstruida tras los serios desperfectos sufridos en el transcurso de la guerra civil y ha sido restaurada recientemente. Es un edificio de mampostería, de nave única —cubierta con armazón de madera a dos vertientes—, con cabecera cuadrada. Cuenta con pórtico cerrado a los pies y abierto en los laterales. Las puertas son de medio punto. Conserva varias saeteras, vigas de madera tallada, coro de madera, arco triunfal de medio punto sobre impostas, cabecera con bóveda de cañón apuntada y un notable retablo barroco en el muro testero.

Capilla de Nuestra Señora de Castro (Benia de Onís)

Santuario de tradición mariana antigua —cercano a la cueva de la Peruyal o del Oso—, fue reformado y ampliado en 1629, con bóveda de crucería y arco triunfal apuntado, nave cubierta de madera, puerta de acceso de medio punto, pórtico con pilares y contrafuertes en el abovedado testero y un pequeño campanario en el lado oeste.

Capilla de Cebos (Benia de Onís)

Inmueble de planta y alzado muy sencillos, conserva una ventana aspillera con derrame externo labrado con estrías. Hoy se encuentra convertida en lagar.

Capilla de San Roque (Benia de Onís)

Sencilla capilla del XVII, bien conservada y cercana a la carretera AS-114 (Cangas de Onís-Panes), que atraviesa la capital y el concejo de Onís. Posee un pórtico cerrado; nave única, cubierta a tres aguas con armazón de madera; arco triunfal de medio punto, que arranca de molduradas impostas barrocas; la cabecera, cubierta con bóveda octopartita, y un pequeño e importante retablo barroco, procedente del arciprestazgo leonés de Luna.

Capilla del Cristo (Sirviella)

Se localiza en una céntrica y pequeña plaza. Cuenta con una especie de pórtico cerrado cubierto de madera, con suelo de losas de piedra, y nave con cabecera cuadrada precedida de arco de medio punto y cubierta de bóveda de cañón. Su construcción data de 1719.

Capilla de Nuestra Señora de Gracia (Rozada, Sirviella)

Aislada de pueblo, presenta nave de planta rectangular, portada rematada por arco escarzano, hermosa espadaña de un ojo sobre el imafronte y cubierta de bóveda de cañón, de probable origen medieval, sobre el presbiterio. La luz natural entra únicamente a través de un avenerado vano abierto en el muro sur del testero.

La capilla, construida en 1654, fue restaurada en 1997, de ahí que su estado de conservación sea bueno.

Capilla de San José (Avín)

Capilla popular de planta rectangular, con laterales de sillar, pórtico añadido de ladrillo y torre lateral. Se encuentra junto a la casa rectoral.

Capilla de los Remedios (Bobia de Abajo)

Se trata de una interesante construcción de época barroca, en buen estado de conservación, que se mezcla con el caserío. Su fábrica es de mampostería, reservando el sillar para las esquinas, el encuadre de los vanos, el frente y su gallarda espadaña. Posee cabildo cubierto a los pies; portada de acceso con arco de medio punto sobre impostas, al que enmarca un alfiz y flanquean dos hornacinas, y puerta de madera delicadamente tallada en sus hojas con motivos varios; su única nave presenta suelo enlosado, un par de vanos al lado derecho y un tercero al lado del evangelio, cubierta de bóveda de cañón, y se separa de la cabecera por arco triunfal soportado por pilastras.

Capilla de San Francisco (Demués)

Inmediata a la antigua rectoral y hoy en desuso, tiene planta rectangular, cubierta a dos aguas, entrada a través de un vano que remata en arco de medio punto de sillar con clave sobresaliente, y ventanas aspilleras de derrame externo en los muros N. y S. Su fábrica es de mampostería cargada, empleando el sillar en vanos, cornisas y esquinas.

Capilla de Santa Marina (Gamonedo)

Situada en un entorno idílico, presenta portada de arco de medio punto dovelado, espadaña de hueco único, cabecera con una hermosa saetera abocinada, cubierta de madera y línea de impostas que recorre la cabecera.

En esta capilla, que data de 1799, «se encontraba una lápida romana, citada ya por Jovellanos y que en la actualidad se guarda en el Museo Arqueológico. Tiene el interés de estar fechada por la era consular, sistema de datación original y propio del área vadiniense y que según algunos autores equivale a la era hispánica, es decir el 38 a. de C. Está dedicada a los Dioses Manes y la puso Dovidero a su querida hija Flavia, de 20 años, y fechada en el 482 de la era» (Javier Rodríguez Muñoz, «Gamonedo», en Diccionario Geográfico de Asturias, Editorial Prensa Asturiana, S.A / La Nueva España, Oviedo, 2000).

Capilla de San Julián (El Pedrosu)

Posee la estructura típica de las capillas rurales: pórtico cubierto al Oeste, cabecera cuadrada más estrecha que la nave; destaca la portada, de amplio vano semicircular con dovelas, y el arco triunfal, sustentado por pilastras e impostas molduradas. Contiene un retablo pintado, que luce en el testero. Esta pequeña capilla, fechada en 1665, exhibe una espadaña en su frente.

PATRIMONIO CIVIL

Edificios civiles

Del total de 86 edificaciones catalogadas en el concejo —de ellas, 62 son hórreos y paneras—, Benia de Onís alberga el mayor número: 21. Al margen de los edificios religiosos y de los elementos etnográficos, están inventariados los edificios civiles que a continuación se detallan agrupados por poblaciones.

BENIA DE ONÍS

• En el cementerio se encuentra catalogado el panteón familiar de Filomena Pellico, capilla de estilo historicista, con elementos tales como la portada de medio punto, columnas con capiteles de decoración vegetal, campanario, combinación de bóvedas de crucería y cañón, etc.

• La Casona, también conocida como Casona de los Valles, edificio del s. XVIII que combina elementos señoriales y populares: presenta dos cuerpos entre los que se disponen amplios portal y corredor sustentados por columnas, balaustres y zapatas de madera tallada (en el portal las columnas se apoyan sobre basas de piedra), los vanos (balcones y ventanas) son enrasados y los enmarcan sillares. La cubierta es a tres aguas y presenta cuatro áticos abuhardillados. Toda la finca se cierra con murete sobre el que se dispone una verja, dando acceso a través de un portón con arco de medio punto y tejadillo.

• La Casa Abaju, gran casa de piedra rodeada de finca plana, junto a la carretera general, frente al hotel Casa Morán. Es una construcción de posguerra, dado que la casa original, situada más cerca de la carretera, fue destruida durante la guerra civil. Tiene dos plantas y desván con gran buhardilla. La fachada principal, así como las laterales, son asimétricas; hay un pequeño portal enmarcado por columnas toscanas y contiene dos bancos corridos de piedra como elementos decorativos; sobre el portal asoma un corredor con balaustre de madera y sin columnas de sujeción. En la planta alta hay balcones voladizos con reja de forja, abiertos en la fachada principal y en las laterales, lo que indicaría su modernidad y falta de conexión con el gusto tradicional.

• Casa de Filomena Pellico, edificio de piedra del s. XIX, con dos plantas y desván, que se articula en dos cuerpos: uno principal, de planta casi cuadrada, y otro, adosado, de planta más bien rectangular. Tiene tres entradas, una de ellas en la fachada posterior. La fachada del cuerpo principal enseña portal y corredor con una cuidada balaustrada y reloj de sol; en su margen derecho se adosa un añadido posterior, que bien pudiera ser una ampliación de una de las estancias originales: tiene un hueco con arco mirando a la fachada y un ventanal que mira al río. Los balcones del piso superior tienen voladizos sustentados por peanas de piedra y con balaustrada metálica.

El cuerpo adosado más próximo al río no cuenta con el mismo fondo. Posee arco de medio punto en la portada y, sobre ésta, tres ventanas, con la central rodeada por un alfiz; sobre la puerta hay también una especie de alfiz de madera que se convierte en tejadillo. En el tejado se abre la buhardilla y se colocan a modo de decoración borlas en las esquinas. La casa está precedida por una gran finca rodeada por muro de mampostería.

• Antiguo cuartel, edificio de piedra con dos plantas y desván, probablemente de principios del XIX, al que se adosa a la izquierda un cuerpo de una sola planta con entrada independiente y que conserva en su interior un gran horno para cocer pan. El cuerpo principal es el que presenta mayores modificaciones (incluso en el portal se esconde una columna toscana de buena factura); son de especial interés los tres balcones de voladizo de la fachada este, dos de ellos con voladizo de piedra trabajada (uno con balaustrada de madera tallada y otro con ella metálica) y el tercero con el voladizo a modo de peana semicircular de madera tallada de una sola pieza. En el ángulo derecho del tejado hay una gárgola.

• Casa en el barrio de Villoria (propiedad de Gerardo Díaz-Caneja). Es una magnífica casa de piedra con tejado a tres aguas, en estado semirruinoso y que mantiene aún las huellas de las balas de la guerra civil en su fachada. Todo el frente de la fachada principal está ocupado por el corredor y el portal, ambos sustentados por columnas de madera (cuatro arriba y dos abajo). La parte posterior del edificio está acaparada por la cuadra. Entre el portal y el corredor, en la esquinera derecha hay un reloj de sol. El desván tiene buhardilla, colocada simétricamente con la fachada principal. Un gran alero rodea las tres fachadas del edificio.

• Casa Cebos. La edificación actual se levanta sobre el solar de la que fue una de las más antiguas casas de Onís. Se dice que incluso llegó a albergar el Tribunal de la Inquisición. Después fue hospital durante la guerra de la Independencia (comienzos del XX) y acabó siendo bombardeada durante la guerra civil. El edificio actual fue construido a mediados de los 50 y recientemente restaurado (recortándole apreciablemente el alero). Resalta por su forma cúbica y tiene tres alturas, la última abuhardillada. La cubierta es inusual en la zona, ya que consta de múltiples aguas, destacando una especie de gran buhardilla que se incrusta en el centro de la fachada principal; debajo de ella está la puerta de acceso a la casa, enmarcada por arco de medio punto de sillería. Debido a la inclinación del terreno, parte de la planta baja se convierte en semisótano, accediéndose a ella por una antigua calzada romana.

TALAVERU

Palacio de Talaveru. A medio camino entre Sirviella y Talaveru está este edificio del s. XVIII de tres plantas, que conserva un aspecto marcadamente popular, salvo la portada, que conserva un escudo sobre la clave del dintel de la puerta y se remata con tres pináculos de bolas. Del resto del conjunto destacan la galería, sobre la que se sitúa un corredor que conserva un escudo con las armas de Posada.

• En la misma localidad existen dos casas (casa del Colladín y la que es propiedad de Alfonso Díaz) de rasgos populares (corredor de madera tallada y portal) y que están fechadas en el s. XVIII.

SIRVIELLA

• Se encuentra catalogado el único edificio que está recogido en el Inventario del Principado como Bien de Interés Cultural: La Torre, restaurada no hace muchos años tras haber sufrido un incendio y permanecido en estado de abandono largo tiempo. Es un edificio del s. XVI, de estructura cúbica y cubierta a cuatro aguas, cuyo interés radica en la diversidad de los distintos vanos que se disponen en las diferentes fachadas, particularmente la fachada principal: puerta dovelada de medio punto, con acceso por escalera de piedra; a su izquierda se abre una pequeña ventana cuadrada dividida por una columnita y con decoración de sogueado y círculos, y por encima, en el centro del piso superior, una ventana cuadrada con moldura, escudo en la clave y enmarcada por alfiz, y dos pequeños óculos a ambos lados; también en el piso superior de esta fachada llaman la atención sendos cortafuegos decorados por bolas en el alero y cabecitas en la base. En resto del edificio se repiten huecos de variada factura. El conjunto está construido con mampostería revocada, con sillas para vanos, esquinas y cortafuegos.

VILLAR

• En la Casa del Palomar, así conocida por conservar un antiguo palomar, destaca un gran corredor de madera tallada y las ventanas abocinadas del muro oeste. Tanto la casa como el palomar se encuentran en penoso estado de conservación.

La Casa de Trespando, próxima a la anterior, aunque restaurada y en buen estado de conservación, sobresale por su espléndido corredor de madera torneada y decoración en zapatas y alero.

El palacio de Taranco, actualmente dividido en viviendas y en desigual estado de conservación (partes restauradas frente a otras en abandono). Su fachada principal mantiene un arco de medio punto de buen sillar y dos deteriorados escudos; en la fachada de la carretera, los huecos conservan sillar y distribución regular.

• La casa propiedad de M.ª Luisa Cencillo (conocida como Casa Pichuchi o de los Arcos), combina elementos cultos del XIX y otros populares. Se trata de un bloque rectangular de dos plantas y bajo cubierta, construido con buen sillar en los extremos de la fachada, recercado en los vanos y revocado en el resto. En el piso inferior hay dos arcadas y ventanas rectangulares, que se corresponden en el superior con corredor y balcones enrasados y uno volado; la fachada este tiene corredor en el segundo piso y, sobre ella, una buhardilla. El alero es de madera y la cubierta a cuatro aguas.

BOBIA DE ABAJO

Casa de la Cueñe. Cerca de la pequeña plaza se encuentra esta casa, que conserva dos inscripciones: una piadosa bajo el corredor y otra en el dintel de un balcón lateral («Hizose esta casa a costa de Juan Antonio Pellico. Año de 1778»). Tiene muros de piedra vista y corredor decorado con molduras barrocas y zapatas, todo pintado de azulete.

• Casa Pinta. Muy cerca de la capilla está esta casa de dos plantas, cuerpo rectangular, con vanos adintelados en torno a un amplio porche dividido pon un pie derecho que se corresponde en el piso superior con un corredor de madera y cuatro pies de talla con zapatas que sustentan el alero. El nombre le viene de la interesante decoración pictórica que cubre los laterales.

AVÍN

La Casa el Campu, o Casa de Santa, situada en el barrio homónimo, es una construcción de dos plantas y buhardilla, de planta cuadrangular con cuadra añadida en la parte posterior. La fachada presenta dos cuerpos simétricos (salvo una puerta que se añadió al cuerpo derecho) entre los que se dispone un corredor y el portal; el corredor es una pieza de madera tallada con cuatro columnas provistas de zapatas ricamente talladas. El alero de amplio vuelo tiene también buen trabajo de talla en el borde de unión a las fachadas. La construcción es con mampostería, con sillares en todos los vanos, destacando dos de la fachada izquierda con sendos alféizares. Luce un reloj de sol en el cuerpo izquierdo.

Este inmueble se podría fechar en la segunda mitad del XVIII.

PATRIMONIO ETNOGRÁFICO

El concejo posee un conjunto interesante de puentes, hórreos y otros elementos etnográficos.

Puentes

Los más destacados son:

En Benia de Onís, en el barrio de Villoria y dando acceso a la pista que sube a Castro, se encuentra el puente de Villoria, de piedra tanto el propio puente como la calzada que lo atraviesa. Tiene tres ojos, cada uno con arco rebajado, con dovelas sin labrar; los arcos se apoyan sobre tajamares de mampostería.

• También en Benia de Onís, dando acceso al campo de la iglesia, hay un puente bastante reformado, con balaustrada añadida no hace mucho y de un solo ojo, con arco rebajado.

• Un tercer puente en Benia de Onís salva el río Ayones entre los barrios de Benia Encima y el Cotorollu. Bastante reformado por causa de la carreterita que lo atraviesa, presenta un ojo con arco rebajado de piedra, con dovelas que son sillares bastos.

En Avín se encuentra un pequeño puente de piedra de un solo ojo, con arco de medio punto y de perfil alomado, que no conserva pretil. Se supone que procede, como otros puentes de la zona conservados, de época medieval.

• Alejado del pueblo de Avín, por un sendero que baja al río, se puede encontrar un puente de similares características al que hay en el pueblo (todo de piedra, perfil alomado, sin pretil), aunque el tamaño del puente y del propio ojo son mayores. El entorno boscoso y lo recóndito del lugar hacen que sea una grata sorpresa encontrarse esta construcción.

• En la carretera de La Robellada a Posada, en la divisoria con Llanes y Cabrales hay un pequeño puente de piedra de características similares al de Avín.

• Sobre el río Tabardín, en las cercanías de Gamonedo, hay un par de puentes de piedra y madera de época reciente.

Hórreos y paneras

Los hórreos y paneras suman más de 60 ejemplares, algunos en buen estado de conservación.

HÓRREOS

En Gamonedo, tres:

• Hórreo del barrio del Esprón, en mal estado de conservación, necesita intervención en la techumbre.

• En el mismo barrio hay un hórreo cubierto a cuatro aguas, con corredor de madera en tres laterales y base cerrada de piedra.

• Hórreo en el barrio de El Valle, con cubierta a dos aguas y base cerrada de piedra. Necesita reforma en cubierta y laterales.

En Sirviella, uno:

• En el barrio la Fuente el Caleru, hórreo de nueva construcción y utilizado como vivienda; tiene corredor alrededor.

En Talaveru, uno:

• En el barrio La Fuente, hórreo con tenovia en un lateral, escalera de piedra y base cerrada de piedra y ladrillo. Tejado rodeado de canalones no muy acorde con la tradición.

En Benia de Onís, tres:

• Dentro de la finca de Cebos hay un hórreo de líneas muy sencillas (sin corredor, ni tenovia, ni otros añadidos que compliquen su estructura) y muy bien conservado (quizá fue retocado recientemente); los cuatro pegoyos que lo sustentan son de piedra. Llama la atención (lo mismo que la panera cercana) la profusión de ristras de maíz que lo adornan.

• Al lado de la casona y de la casa de Los Valles hay un hórreo muy sencillo, con el bajo cerrado de ladrillo revocado y con un portón metálico que lo afean notablemente.

• En el barrio del Cotorollu hay un hermoso hórreo, de líneas simples (sin corredor, ni tenovia), con el bajo cerrado de mampostería. Destaca la puerta de acceso, tallada con líneas geométricas.

En Bobia Baju, dos:

• Hórreo con corredor completo y cerrado en el piso inferior.

• Hórreo con tenovia y piso inferior cerrado.

PANERAS

En Gamonedo, cinco:

• Panera propiedad de José González Alonso. Presenta deficiencias en cubierta y corredor.

• Panera en el barrio de La Corrada, con corredor y tenovia. Necesita reforma en techumbre y corredor.

• Panera en el barrio del El Valle, con corredor de madera, base cerrada y rematada en forma de tenovia. Deficiente estado en corredor y cubierta.

• Panera en el barrio Casablanca, con corredor en dos laterales; grabado con fecha de construcción (1818). Su conservación es regular.

• Panera en el barrio La Campa, con corredor alrededor y subidoria de piedra. Buena conservación.

En Sirviella, cuatro:

• En el barrio Las Cámaras, panera con tenovia en un lateral. Necesita reformas en la cubierta.

• En el barrio el Collao, panera con los pegoyos colocados sobre muerte de piedra, con corredor y escalera de piedra. Conservación bastante buena, aunque el corredor necesitaría intervención.

• En la Plazuela hay una panera con seis pegoyos de madera, tenovia en un lateral y escalera de piedra. Necesita intervención la cubierta.

• En el mismo barrio hay otra panera con corredor de madera, perteneciente a la sidrería, en bastante buen estado.

En Talaveru, una:

• En el barrio La Riega panera con 7 pegoyos de madera, tenovia en el frente y escalera de piedra. Dividida en dos partes. Conservación buena.

En Villar, cinco:

• Barrio La Concha: panera de 7 pegoyos y base cerrada en parte por piedra. Necesita reparar su cubierta.

• Sierra: panera con 9 pegoyos puestos sobre base de piedra, escalera del mismo material y corredor rodeándola. Bien conservada.

• En la carretera general: panera de 6 pegoyos, rodeada de corredor. Forma parte de una corralada a la que se accede por una portalada.

• Barrio San Diego: panera de 8 pegoyos, escalera de piedra, tenovia en el frente, puerta tallada, base cerrada de piedra; en el liño también se decora la madera con una talla. Regular estado.

• Panera sobre base cerrada, con uso como garaje, con escalera de piedra.

En Demués, once:

• Barrio La Portilla: panera de 6 pegoyos de piedra sobre base cerrada de piedra, escalera del mismo material y corredor.

• Barrio Ablaneda de Abajo: panera de 6 pegoyos, corredor de madera, escalera de piedra.

• Barrio Ablaneda de Arriba: panera sobre cerrado de piedra, corredor de madera, puerta dividida en cuarterones y escalera de piedra. Buena conservación.

• Barrio del Jou: panera con 6 pegoyos, tres de piedra y 3 de madera.

• En el mismo barrio: panera de considerables dimensiones, con 8 pegoyos, tenovia en un lateral y corredor en dos de ellos, escalera de piedra y la mitad de la base cerrada de ladrillo.

• También en el Jou: panera de 8 pegoyos de piedra, sobre base cerrada de piedra, corredor de madera alrededor, tenovia al frente y escalera de piedra. También de grandes dimensiones.

• Barrio Cotero de Abajo, calle La Riestra: panera con 6 pegoyos de madera y tenovia en un lateral.

• Barrio La Riestra: panera de 6 pegoyos sobre un pequeño muro de piedra y tenovia en un lateral.

• En el mismo barrio, hay una panera de 6 pegoyos, con escalera de piedra y corredor de madera.

• Barrio El Palacio: panera de 6 pegoyos de madera, a la que se accede por escalera de piedra.

• Barrio El Colladín: panera de 8 pegoyos, sobre base de piedra, con corredor de madera y escalera de piedra.

En Avín, seis:

• En el barrio de Sobrecueva, cerca de la capilla, hay una panera sostenida por 6 pegoyos. Su estado de conservación no es óptimo, teniendo en cuenta que está entornado hacia atrás. Hay un pequeño elemento decorativo: un ojo tallado en la madera con forma de cruz.

• Algo alejada del centro del pueblo se encuentra una pequeña panera de 6 pegoyos, aunque de planta cuadrada, completamente rodeada por corredor y con escalera de fábrica moderna; el bajo se utiliza como leñera, aunque no está cerrado. Buen estado de conservación.

• En el barrio de la Pontiga: panera sobre seis pegoyos, también de planta cuadrada, con corredor en dos de sus caras (de balaustres tallados) y tenovia en las otras dos; los seis pegoyos se apoyan sobre muro de mampostería. Buen estado de conservación.

• En el mismo barrio, hay otra panera de 6 pegoyos de madera, algo mayor que la anterior y anexa a la casa Saria; está dividida en dos partes, como atestiguan las dos puertas de acceso, una de ellas tallada. Carece de elementos que la enriquezcan. Regular estado.

• En el recinto de La Corrolada hay una panera rectangular sobre seis pegoyos de madera, apoyados a su vez sobre basas de piedra, rodeada de corredor y con restos de pinturas que hacen pensar en antigua decoración. Buena conservación.

• En el barrio de El Güervu: pequeña panera sobre seis pegoyos, con un pequeño tendejón adosado en su parte trasera, que se usa como cochera. Las líneas son sencillas y el bajo está cerrado de ladrillo revocado, para ser usado como garaje. Su estado de conservación es regular.

En La Robellada, dos:

• En el barrio de La Bauga, muy cerca de la iglesia, se encuentra una panera casi cuadrada, de pequeñas dimensiones, líneas sobrias y bastante bien conservada, con tenovia en una de sus caras y la subidoria de piedra. El bajo, sin cerrar, se utiliza de gallinero.

• En Puente Casa Nueva, sobre la carretera que sale para Avín, hay una panera deficientemente conservada, con dos propietarios. Muy simple.

En Benia de Onís, ocho:

• En Quiliama, saliendo ya hacia el Pedrosu, hay una panera casi cuadrada, con seis pegoyos de madera y sin corredor, cuyo bajo se utiliza para corral de animales, aunque no está cerrado.

• En el barrio de Benia Encima hay varias paneras: la primera según se viene del Pedrosu es de grandes dimensiones, sustentada por 10 pegoyos de madera y con corredor en dos de sus caras. Buen estado de conservación.

• En el mismo barrio, por detrás de la casona y en el centro de una pequeña plazuela hay una panera de planta cuadrada, con 6 pies, cinco pegoyos y 1 pilar de madera. Muy simple, está bien conservada.

• En el mismo barrio hay una panera con corredor por dos de las caras y las otras dos sin elementos añadidos, en estado deficiente de conservación. Cerca de ella se está dejando pudrir un hermoso carro del país.

• En la Finca de Cebos hay también una panera de líneas idénticas al hórreo descrito en el apartado anterior.

• Dentro de la finca de la casa de aldea homónima al barrio, hay una panerita bien conservada, de planta cuadrada y sin elementos añadidos. Con una reciente reforma, se le añadió una chimenea metálica que arruina el conjunto.

• También en el Cotorollu hay un panera con corredor de balaustres tallados y seis pegoyos apoyados sobre muro de piedra. Está bastante bien conservada.

• En una calleja cercana a la capilla de San Roque hay una panera cuadrada que llama la atención porque no usa la madera para cerrar el recinto: el cierre se realizó con fábrica revocada, en la que se abre un vano cuadrado.

En Bobia Baju, cinco:

• En la plaza hay 2 paneras, con tres puertas, sobre pegoyos de madera (seis cada una), con corredor completo.

• Panera sobre pegoyos de madera, abierta y sin corredor.

• Panera sobre pegoyos de madera, abierta y con corredor completo.

• Panera sobre pegoyos de piedra, con corredor completo y abierta.

En Bobia Riba, cinco:

• Panera sobre pegoyos de piedra, con corredor completo y abierta en el bajo.

• Panera sobre pegoyos de madera, abierta y con corredor completo.

• 2 paneras de corredor completo, sobre pegoyos de madera y abiertas.

• Panera con corredor completo, sobre pegoyos de madera y con la parte de abajo cerrada.

PATRIMONIO PREHISTÓRICO

Cueva del Oso

Esta gruta, localizada muy cerca de Benia de Onís, contiene los restos fosilizados de lo que hasta no hace mucho se creía un oso de las cavernas. Según últimas investigaciones llevadas a cabo por la doctora Ana Pinto, el esqueleto corresponde a una cría de rinoceronte lanudo.

Actualmente no es posible el acceso a la cueva debido a un desprendimiento. El Ayuntamiento de Onís ha elaborado un proyecto que cuenta con el respaldo de la Consejería de Cultura y que consiste en habilitar el acceso al público de la cueva, realizar visitas organizadas y construir un aula interpretativa en la cuevona de Avín.

Cuevona de Avín

Es una cavidad natural formada por tres grandes pilares y hermosos arcos que, ensanchando en la parte superior, se unen, dejando en el centro un espacio circular por donde penetra la luz cenital, corriendo por allí el riachuelo Güeña, en cuya margen, dentro de la gruta, brotan altos nogales cuyas copas salen por la claraboya indicad

Dirección

Dirección postal: 33556 Benia de Onis.

Benia de OnísOnísComarca del Oriente de AsturiasOriente de AsturiasMontaña de AsturiasAsturiasEspaña

Dirección digital: 8CMP8WW7+WH

 

Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial

EuroWeb Media, SL, es el único titular de los derechos de propiedad intelectual e industrial de las fotografías, visitas virtuales y textos que muestra en sus sitios web, ocasionalmente algunos textos pueden pertenecer a otros autores. En consecuencia, no está permitido suprimir, eludir o manipular el aviso de derechos de autor («copyright») y cualesquiera otros datos de identificación de los derechos de EuroWeb Media, S.L. Asimismo está prohibido modificar, copiar, reutilizar, explotar, reproducir, comunicar públicamente, hacer segundas o posteriores publicaciones, cargar archivos, enviar por correo, transmitir, usar, enlazar / linkar, tratar o distribuir de cualquier forma la totalidad o parte las fotografías, visitas virtuales y textos si no se cuenta con la autorización expresa y por escrito de EuroWeb Media, SL. EuroWeb Media, SL siempre publica una obra fotográfica compuesta por un número variable e indeterminado de fotografías que forman un conjunto único, inseparable e inmodificable como se considera en el artículo 10 de la Ley de Propiedad Intelectual española.

Referencia

03330430202 0600000 0333 0333043 128305 0617000 033304302 0617001